Destacado

10/1856 de Opinión

Ciencia y Tecnología

Deportes

Sucesos

Curiosidades

JJ RENDÓN REVELA COMO ‘DESPIDIÓ’ A 6.600 “SEGUIDORES” DE MADURO EN TWITTER

► 05/12/13 | “LAS REDES SOCIALES, EN LATINOAMÉRICA SOBRE TODO, NO TIENEN LA POTENCIALIDAD DE MOVER UNA ELECCIÓN,… TODAVÍA”.

01/11/2013Maduro denuncia que Twitter le quitó 6.600 seguidores

El presidente de Venezuela aseguró que “se trata de un ataque masivo” por parte de los encargados de la red social y “la derecha internacional”.

 

JJ Rendón - angelmonagas.blog.com.es

JJ Rendón – angelmonagas.blog.com.es

 

“YO FUI QUIEN LE QUITÓ SEGUIDORES A MADURO”: J.J RENDÓN

Fernando Nuñez-Noda – Huffington Post : – El über asesor vislumbra un líder del futuro que maneje sus propias redes, aprenda a ser relevante, hable poco, aproveche su atención dispersa y sea ciudadano del mundo.

Juan José  Rendón no es un consultor político cualquiera. Podríamos llamarlo una celebridad que a veces opaca a los candidatos para los que trabaja.

El “Karl Rove  latinoamericano” lo llaman, el maestro del rumor, el invencible.

Sus enemigos hablan de un “mercenario” gestor de guerra sucia y otras tácticas de “tercera generación”. En fin, lo aman o lo odian.

Este venezolano de Caracas, psicólogo y publicista, es ganador de más de 20 elecciones presidenciales o de gobernaciones importantes en sus 25 años de carrera (Uribe, Santos, Lobos, Peña Nieto, ahora Hernández de Honduras et al).

Ha observado de cerca el uso e impacto de Internet y los social-media en el quehacer político continental y otras facetas de la cibersociedad.

Sobre eso conversé con JJ: acerca de la sociedad en red, sobre todo política, en el futuro próximo.

“Las redes sociales, en Latinoamérica sobre todo, no tienen la potencialidad de mover una elección, todavía”.

Tienen primacía la TV y la radio, las actividades personales de calle. “Incluso siguen siendo más efectivos los mensajes personalizados o generales por email o SMS y llamadas hechas por personas, no grabaciones”.
Hay tres contratiempos:

a) “La penetración todavía no iguala a los medios tradicionales;

b) El anonimato en redes como Twitter estimula ataques o lisonjas desproporcionadas”. Se suman debates masivos y caóticos, así como la dificultad para identificar quién es quién (y agregaríamos “quién dijo qué”).

c) La no simultaneidad del mensaje, al contrario de la TV tradicional, “hace más difícil tipificar a los usuarios y a éstos, a su vez, les cuesta consumir tal avalancha de mensajes”.

Pero la línea entre el mundo “real” y el “virtual” se borra. Cada vez más las interacciones en línea son tan reales como las otras, sobre todo para la gente joven o los menos jóvenes muy involucrados. “Hay adultos que no lo entienden ni entenderán”.

“El uso de redes tiene algo orgánico, intuitivo y de experiencia que no está estudiado”.

Pero JJ tiene sus certezas: “Lo primero que debe hacer un líder político es ganar relevancia. Así la integralidad de su discurso se multiplicará en las redes sociales”.

 

Juan José Rendón - JJRendon.com

Juan José Rendón – JJRendon.com

 

NACE EL “YO-MEDIO”.

Precisa JJ: Lo que dices queda. Es un testimonio y en Twitter te obligan a ser breve, una oportunidad para quien sepa aprovecharlo.

Mientras tu contendiente habla en 20 cuartillas de un periódico, tú te ciñes a 140 caracteres. Si la prensa se ve obligada a contrastar 20 cuartillas con 140 caracteres es como un tiro de escopeta versus uno de precisión.

“La calidad de quienes te siguen vale. Si son líderes (políticos, de opinión), influenciadores, medios de comunicación y actores importantes, en las redes y en la llamada ‘vida real’, la cuenta se vuelve un medio”.

A JJ este rasgo mediático parece importarle más que las posibilidades conversacionales directas de un candidato o gobernante, que suelen ser muy limitadas por los momentos.

Twitter es muy democrático en término de actores de la opinión pública. Es, a la vez, muy segregador porque quien no tenga relevancia pública no tiene seguidores ni conversación.

¿CÓMO LOGRAR LA RELEVANCIA?

“Que el mensaje sea interesante, pertinente, que tenga rasgos creativos (humorísticos, ocurrentes, etc). Que sea oportuno, mientras más rápido mejor. La gente se reagrupa detrás de los buenos tuits o posts”.

Si resaltan, si sorprenden, si estimulan respuestas.

Como medio de comunicación [los social media, incluyendo blogs] son extremadamente eficientes pero los medios tradicionales no lo entienden, te dicen:

‘Yo quiero una entrevista, quiero cara, voz’ y en muchos casos aclaro: ‘Ya contesté. Vean mi cuenta de Twitter que es lo más público que tengo. No se lo di a otro medio, ésa es mi declaración’.

Cada mensaje lo lee quien quiere, no hay filtro, no hay ruido. A veces tiene fotos o videos. Es de autor, no es editable a posteriori (en Twitter al menos).
Si lo escribes bien hay poco margen de ambigüedad. No se puede sacar de contexto temporal. Y es espontáneo: nadie te lo preguntó. Es tu posición.

TIEMPO COMPACTADO, CEREBRO EXPANDIDO

Las redes relativizan el tiempo. Horas y minutos se comprimen. La velocidad aumenta. Imagínate que, en vez de 24 cuadros por segundo, tuvieras 150 layers de 130 megapíxels por segundo.

Es sobrecogedor (overwhelming) para los sentidos. Sobre todo los jóvenes y quienes se predispongan a ella, terminan procesando información de manera distinta y su visión de qué pasa cuándo y a qué velocidad es otra. Es un proceso inductivo, no se dan cuenta.

Hay dos reacciones: “Me aturdo y me resisto.” O “siento vértigo pero me dejo y eventualmente me sobrepongo o filtro la saturación”. El cerebro cibersocial se expande.

QUE LO APROVECHEN, QUE LO MANEJEN

Con campañas como las que guía JJ “en las redes se demuestra la capacidad de respuesta. Permiten declarar “on the go”, sin intermediarios en lo posible.
También levantan la moral, tienen un efecto positivo si hay más seguidores, influencia, involucramiento. Y encima le dan color en Instagram, Pinterest, YouTube, para compartir contenidos audiovisuales”.

¿DEBE UN LÍDER POLÍTICO MANEJAR SUS REDES? “Creo que algún experto podría opinar o preparar un plan pero yo estoy en contra de que un personaje público delegue a terceros sus mensajes cortos”.

JJ Rendón: "El de Twitter,... fui yo"

JJ Rendón: “El de Twitter,… fui yo”

 

“NO ERA TWITTER”

JJ hace un paréntesis para contar una anécdota, en exclusiva: “Yo con mi tarjeta de crédito le compré unos seguidores a Nicolás Maduro [actual presidente de Venezuela, quien lo considera un archienemigo], como un divertimento, un travesura.

Si,… tú los “alquilas” y dejas de pagarles te los retiran. Así que se los quité a ver cómo reaccionaba.

Viruento, por supuesto, acusó nada menos que a Twitter de sabotearlo y quitarle followers. Ese supuesto saboteo de Twitter, fui yo. Eso no es ilegal, por cierto. Y Maduro hizo el ridículo.” dice entre sonrisas. “Me hizo el fin de semana.»

Según JJ, Maduro sabe muy bien que no fue Twitter, porque el régimen venezolano es un gran comprador de seguidores fakes -falsos- en redes sociales.

¿QUÉ LE RECOMIENDA JJ AL ACTIVISTA?

“Eso está en [su serie de conferencias] El Poder de Uno: Ve lo que dicen tus líderes, favorece esa línea de opinión. Sé coherente con lo que hacen el o los líderes”.

Si un activista está en contra (se vale) “que manifieste su crítica de forma que no alimente la agenda del régimen.

Si tiene posición personal que contradice o compromete la del líder, que la asuma de forma personal, expresa y clara”.

”Yo dije: ‘Adopta a un chavista’, a mucha gente no le gustó. Eso no lo dijo Henrique Capriles [líder de la oposición venezolana]“.

Un atisbo de lo que viene a corto y mediano plazo: Las redes influyen sobre el teletrabajo, hay demasiada movilidad impertinente en el mundo moderno: reuniones, firmas de contratos, etc.

Recordemos que existen dos mundos que conviven: el pasado (fax, el “cuándo nos vemos”) y el de hoy, con Google Hangounts y Skype móvil, en el cual hay que aprender a comunicar concretamente, “en uno o dos minutos”.

Es el mundo de Vine y de [las mundialmente reconocidas conferencias] TED . Si ves mi última conferencia en Washington DC se me salió, en voz alta: “Fifteen minutes, let’s see”. Soy menos relevante para el público si tuviera dos horas, por decir algo.

En TED dos horas son 15 minutos. Esa es una tendencia a futuro, el “tiempo TED”: hablar menos, ser concretos. En lo profesional, científico, incluso político, tienes que ser eficiente. | COMPLETO

Publicado por rodolfo schmidt

Compártelo!!!

Comentarios